BEAR CREEK Pretende Reanudar actividades en CORANI y planifica perforaciones para 2023
blog img

La minera canadiense Bear Creek Mining está considerando reiniciar operaciones en Corani, su proyecto de plata, plomo y zinc, que se encuentra en Puno, ante la compleja situación sociopolítica de finales de 2018 y principios de 2023. El negocio proporcionó información sobre el estado del proyecto en su conferencia de resultados financieros más reciente.

A medida que se calmen los recientes disturbios políticos y sociales en Perú, se reanudarán las actividades en Corani, dijo Anthony Hawkshaw, director ejecutivo de Bear Creek Mining, en un comunicado realizado en el evento.

“Proyectamos que este megaproyecto pueda tener una producción anual de 10 millones de onzas de plata durante 15 años de manera sostenible, con una utilidad de US$ 5 por onza de plata”, dijo el ejecutivo. “Este megaproyecto incluye una reserva de 225 millones de onzas de plata, además de 4,5 millones de libras de plomo y zinc combinados.

El monto total invertido en Corani durante el año fiscal finalizado el 31 de diciembre de 2022, que representa una disminución de US$7,24 millones con respecto al mismo período del año pasado, fue de US$6,67 millones.

Según información proporcionada por Bear Creek Mining en un informe sobre su desempeño financiero, “La empresa prevé lanzar un programa de perforación geometalúrgica durante el segundo trimestre de 2023, con una duración aproximada de seis meses”.

Agregó que todavía está buscando otras formas de pagar la construcción de Corani.

¿A qué retos se enfrenta el proyecto Corani?

César Romero, director general de Renta4 SAB Research, hizo el siguiente comentario con respecto a este proyecto: “Los problemas de financiamiento son evidentes porque el proyecto es mucho más grande de lo que anticiparon Bear and Creek”.

La macroeconomía peruana, que se vio impactada por la inestabilidad política, es un factor en su búsqueda de financiamiento externo por ser una empresa internacional. La deuda neta sobre Ebitda se ha multiplicado por 21 como resultado de estos factores cuando se incluye el aumento de tarifas, dijo el ponente.

“En esta línea, al no ser uno de los mayores proyectos en carpeta, no habría un impacto significativo a nivel nacional si la situación es desfavorable y el proyecto no se concreta. El gran proyecto de futuro de la compañía, sin embargo, es lo que más importa, continuó Romero.

Romero destacó que la plata tiene buenas perspectivas tanto ahora como a futuro en lo que se refiere a los minerales que se explotarán en Corani, por otro lado. “Es un metal precioso que se utiliza como cobertura de riesgo. Por lo tanto, se prevé que su fortaleza en el mercado se mantendrá ante una potencial desaceleración económica a mediados de año”, agregó.

“En términos de minerales industriales, el zinc y el plomo, ambos han tenido un buen desempeño, y esto está relacionado con la recuperación del sector manufacturero de China y una mayor producción de bienes. Si bien hay signos de recuperación en la nación asiática en este momento, para 2026 tendrá que reevaluar la situación.

¿Qué tan avanzado estaba Corani para 2022?

El informe de resultados señala que las actividades en la Propiedad Corani en 2022 se concentraron en la creación de programas de relaciones comunitarias, así como en el apoyo a iniciativas destinadas a reducir los efectos socioeconómicos de la pandemia de coronavirus a nivel local. Los líderes de las organizaciones vecinales y ambientales están siempre en contacto con nosotros. Hawkshaw agregó en la conferencia que queremos asegurarnos de que todos los involucrados estén a salvo.

La empresa informó que además de las demás tareas concluidas en 2022, también se realizaron minuciosos estudios de ingeniería con el fin de preparar la eventual construcción de la mina Corani. La compañía también avanzó en la construcción de torres de transmisión que conectarán el servicio de Internet de alta velocidad y la energía de media tensión desde la subestación eléctrica de Antapata hasta el sitio de Corani a través de las comunidades cercanas y la energía de alta tensión.

Según el informe de Bear Creek Mining, las actividades de exploración se redujeron en 2022 mientras la empresa trabajaba para conservar efectivo para su proyecto Mercedes (México).

El efecto Castillo

Debido a una mayor percepción del riesgo país de Perú entre los participantes financieros internacionales, los esfuerzos de financiamiento del proyecto para la construcción de la mina Corani, que ya había comenzado a mediados de 2020, se desaceleraron significativamente después de la elección de Pedro Castillo. La empresa minera decidió poner fin a este procedimiento hasta que el ambiente de negocios en el Perú fuera más favorable para la inversión extranjera.

A su vez, los disturbios civiles de fines de 2022 en Perú tuvieron un impacto significativo en el desarrollo económico y social regional. En consecuencia, Bear Creek Mining ha dejado de movilizar a su personal y contratistas en Corani y, en cambio, se está preparando para redistribuirlos.

Fuente: Gestión

×